Aquella noche nos costó coger el sueño pero al final lo logramos. Nos despertamos de un salto. Meses de trabajo, duro especialmente en las últimas semanas, madrugones y reuniones hasta altas horas, charlas telefónicas, facturas, pedidos, organización, excels, cajas, cuentas, previsiones, balances, hoteles, miedo... pero muchas ganas.
 
Era el gran día. Había empezado el Evento Nacional de Sevilla.
 
Miramos por la ventana y el sol se alzaba impetuoso, saludando y animando a todos a disfrutar de la capital hispalense, reinante en la llanura, que recibía a tantos y tantos chicos con ganas de pasarlo bien. A Vicente lo llamaron de la radio para preguntarle por el evento, pero él contó el programa Erasmus entendiendo que los oyentes no se iban a enterar de nada.
 
Comenzamos a media tarde con una Flag Parade por las más emblemáticas avenidas del centro de Sevilla, pasando por tres grandes y simbólicos del mismo: La Universidad, la Catedral y el Ayuntamiento. No podía empezar mejor, cánticos y bailes, banderas de todos los colores y espíritu ESN a chorros. Se respiraba paz. Había hasta buen rollo con la poli. Recomendamos a los lectores recrearse una y otra vez con el visionado del vídeo que hemos realizado con motivo de esta ocasión. Finiquitamos el día con una fiesta en Casino Terraza con temática Feria de Abril, a la que más de uno llegó en coche de caballos, exprimiendo los tópicos hasta no dejar ni gota.
 
No obstante, el día fuerte fue el Sábado, repleto de City tours y visitas a diversos monumentos durante la mañana y parte de la tarde. La Catedral, el Archivo de Indias, el Museo de Bellas Artes, el Barrio de Santa Cruz, Triana, Plaza de España, etcétera. Organizados por grupos bien estructurados, con la inestimable cooperación entre padrinos y coordinadores de sección, salió todo a pedir de boca. Por la noche, con las fuerzas que nos quedaron, nos organizamos en autobuses para ir hasta Dos Hermanas donde se encuentra la discoteca con mayor capacidad de la provincia, B3, con la pretensión de armar un buen pitote como fin de fiesta, cuya temática fue Animal Party.
 
La música de Ley DJ acompañó e hizo botar a los presentes y todos salimos contentos del recinto.
 
Por último, el domingo preparamos un picnic en el periurbano Parque del Alamillo y bailamos el Flashmob que habíamos preparado con una canción de Avicii, para el que contamos con una miniorquesta de animación con la que bailamos alegremente y allí nos despedimos unos de otros, nos tiramos sobre el césped, nos juramos amor eterno, nos invitamos a nuestras ciudades y repasamos los grandes momentos del fin de semana.
 
¿Que si valió la pena el esfuerzo? Juzguen ustedes.
 
Todavía nos estamos recuperando.
 
 
Lucas Melcón
Oc Evento Nacional Sevilla